El ayuntamiento refuerza las UP como centros abiertos para que las redes ciudadanas desarrollen actividades


El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha visitado la Universidad Popular de la Malva-rosa, un centro ubicado al histórico Colegio Público «Maria Carbonell» que este año ofrece más de 734 plazas de educación continua por la ciudadanía y «es permeable a la vida de este barrio».

Acompañado de la vicepresidenta de la Universidad Popular y regidora de Políticas de Igualdad, Isabel Lozano, el alcalde Joan Ribó ha recorrido este centro para conocerlo y ha saludado tanto a los 13 responsables de la formación como las personas matriculadas en las diferentes actividades y talleres, «que se desarrollan con el fin de promover la participación social y la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía».

Así, tal como ha recordado el alcalde, «el Govern de la Nau trabaja para impulsar este proyecto, nacido al amparo de Blasco Ibáñez y recuperado por el Ayuntamiento, porque todo el mundo pueda acceder en la educación». «Queremos llegar a todos los sectores de la población y hacer una tarea de promoción sociocultural en todos los barrios», ha añadido al recordar algunos de los centros nuevos como por ejemplo el del Cabanyal o el de Ayora.

En esta línea, la regidora Isabel Lozano ha concretado que el centro de la Universidad Popular de la Malva-rosa «es un ejemplo de conexión con las redes sociales de los barrios». De hecho, ha informado del acuerdo firmado entre la Universidad Popular de Valencia y la Asociación de Vecinos, vecinas, amigos y amigas de la Malva-rosa, con quien se trabaja desde 2015, «para el desarrollo de acciones conjuntas dirigidas a promover la participación social en este barrio, mediante actividades, culturales y educativas en el ámbito vecinal, así como para permitirle el uso de algunos espacios».

Este centro también acoge las actividades continuadas de varias entidades del tejido social del barrio: El grupo de teatro del Grupo de Mujeres de la Malva, y un taller de baile flamenco con alumnado perteneciente a minorías étnicas y en situación de exclusión social organizado por el Colegio Público «Santiago Apóstol».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: @AjuntamentdeValència

Al hacer un recorrido por el centro, Joan Ribo, que ha querido conocer de primera mano las inquietudes y sugerencias del alumnado de este centro de la Universidad Popular, ha comprobado algunas de las funciones que se desarrollan como por ejemplo la ruptura de la brecha digital, una tarea que se lleva a cabo en un aula, donde rebren clase en diferente horario un total de cuatro grupos.

En cuanto a la actividad de la Universidad Popular de la Malva-rosa, hay que destacar que, como en anteriores cursos, se ofrecen clases de formación básica y general. La ciudadanía también puede recibir nociones de inglés y valenciano, así como de actividades relacionadas con el arte, la música, y la expresión y salud corporal.

Según ha informado el coordinador del centro, Sergio Beltrán, una de las materias más solicitadas ha sido la informática. Y con carácter innovador se ha programado pintura y artesanía, y talleres monográficos de una duración inferior como por ejemplo el modelado de la escultura con barro.

Durante el lo pasado curso 2017-2018, dentro del Programa “Coordenadas” se realizaron diferentes talleres y un curso de preparación para la obtención del Certificado de conocimientos de valenciano de Nivel A1, en colaboración con el Gabinete de Normalización Lingüística del Ayuntamiento de Valencia.

Además, a raíz de la nueva oferta de cesión de espacios, este centro ha acogido el actos #promover para asociaciones o entidades públicas y ha sido sede para el proceso participativo DecidimVLC para la votación presencial.

Además de toda esta actividad, tal como han reiterado, Joan Ribó e Isabel Lozano, «queremos que los centros de la UP sean permeables a la vida de los barrios y que los 30 que hay estén abiertos para que la ciudadanía desarrolle cualquier tipo de actividad».