Homenaje a Margarida Borràs en el Día Internacional contra la LGTBfóbia


La Universidad Popular de València se suma al Día Internacional contra la LGTBfobia y a las actividades organizadas por la Concejalía de Igualdad y Políticas Inclusivas! 🏳‍🌈 Te invitamos a visibilizar que somos una ciudad que defiende los derechos y libertades y rechaza cualquier discriminación o discurso de intolerancia. Este año con la reivindicación de la memoria LGTBI. Os esperamos! 👋🏼

Y para rendir homenaje a quienes han sido víctimas del odio y la exclusión social por la reivindicación de su identidad de género, nos sumamos con un poema de Julio Mate, responsable de #UPBenimaclet dedicado a Margarida Borrás, primera dona ajusticiada a València de la que es té testimoni documental, per ser transexual. Margarida Borràs, filla de notari, fou penjada a la plaça del mercat de València el juliol de 1460 después de haber sido torturada, porque había sido vista comportándose y vestida de mujer, pese a haber nacido con sexo masculino y haber sido bautizada como Miquel.

MARGARIDA

Cau la nit i un gat,
negre com el carbó
creua la foscor del carreró
i es deté alçant el cap
al costat d’unes escales velles
i gastades de segles.

Els seus ulls ensopeguen
allà a dalt amb un pardal,
eixe que diuen de S. Joan,
notari dels dies alegres
i de les bogeries d’aquesta ciutat
sempre a la recerca de perduts ideals.

Escolta les seues històries
una cotorra de plomatge brillant,
ella domina un mercat
ple de cròniques anònimes,
històries de gents que vénen i van,
gent de totes les edats.

Davant d’ells, incrustat en les pedres de la Llotja, hi ha un vell drac
que els escolta sense poder parlar
perquè li van travessar la boca
amb una pedra per a fer-lo callar
aquells que creuen tindre el poder i l’autoritat.

I en el silenci d’una ciutat que somnia
un matí diferent que no arriba,
va despertant el pardal,
disposat a explicar-li al drac,
a la cotorra i també al gat,
històries perdudes que ell sap trobar.

Desperteu amics,
aquesta lluna tant lluenta, els estels
que il·luminen el cel aquesta nit
han despertat en mi
una història que ocorregué
ja fa molt temps.

Corria el S. XV i feia molta calor,
el poble estava desficiós
i els que manaven i vetlen per la moral
poguera ser que estigueren preocupats,
i clar, algú hauria de pagar
aquesta preocupació.

I el poble sempre submís
enfront de l’autoritat
va acudir obedient, aplaudint
un espectacle gratuït
en el qual la vida i la mort es donen la mà.

Però també vaig veure com baixaren
i van cobrir el seu cos nu,
com la van ficar en la caixa amb delicadesa, cobrint-la amb la Geperudeta
que li acompanyà en aquest últim viatge
de què no torna ningú.

I este, amics, és el final,
una tomba sense nom,
una història que no hem d’oblidar,
un temps ple de por
pel qual aquests valencians
antics van caminar.

I ara que la lluna comença a amagar-se
camí d’altres terres
i els estels s’apaguen
portant-se la foscor darrere,
haurem de callar nosaltres
i deixar que un nou dia comence.

En fer-se de dia calla el pardal,
vigila la cotorra des del seu pedestal
i es manté mut el drac.
Travessa el carrer el gat
amagant-se en els baixos del mercat
mentre renaix la vida en la ciutat.

Julio Mate

Una fiesta ciutadana para el Palauet d’Aiora


La Universitat Popular de València ha abierto las puertas del Palauet d’Aiora con una fiesta popular para dar a conocer el resultado de la rehabilitación del edificio y las nuevas instalaciones que albergarán un espacio sociocultural de #UPValència con actividades de diferente formato para impulsar la participación social desde la cultura y el pensamiento crítico.

El Palauet d’Aiora y sus jardines se llenaron de representantes del movimiento vecinal del distrito marítimo, vecindario, antiguas maestras de la escoleta municipal que estuvo durante años ubicada en el edificio, formadoras y formadores de la Universitat Popular y representantes institucionales, para conocer las instalaciones y festejar su apertura.

El edificio, que cuenta con 700 metros cuadrados construidos, distribuidos en tres plantas y un mirador, dispone de un salón de actos en la planta baja, tres aulas en la primera planta y una sala de conferencias en la segunda planta, que ha recibido el nombre de “Cambra Alejandra Soler” en homenaje a la maestra de la UP, fallecida recientemente a los 103 años, que fue firme defensora de los derechos y libertades.

El acto de apertura estuvo presidido por el alcalde de València, Joan Ribó. En su intervención destacó que “es una satisfacción muy grande haber rehabilitado este edificio emblemático y  ponerlo en manos de una de las instituciones municipales que más valor social aporta a nuestra ciudad, la Universitat Popular de València”.

El alcalde señaló que “Con la apertura de este espacio sociocultural el Ayuntamiento de Valencia consolida el uso público del palacete y lo abre a los barrios del marítimo de la mano de quien tiene larga experiencia y excelentes profesionales en dinamizar la participación social. Nadie mejor que la Universidad Popular de Valencia”.

La concejala de Igualdad y vicepresidenta de la Universitat Popular de València destacó que “la UP dinamiza y facilita las relaciones humanas, porque pone a disposición de las personas los espacios y las actividades que permiten reunirnos, compartir, divertirnos juntas, y en definitiva crecer. Y todo esto con un objeto, que define muy bien a la Universidad Popular de València, empujar la participación social desde una base fundamental: la convivencia y el pensamiento crítico”.

En los próximos días se trasladará al palauet d’Aiora las actividades de Yoga, Inglés, Comunicación, Alfabetitzación y Cultura General de la UP de Algirós y próximamente se iniciará un programa de actividades culturales.

 

La UP abre el Palauet d’Aiora: un nuevo espacio sociocultural


La Universidad Popular de Valencia abre en el emblemático edificio del Palacete de Ayora, en el distrito de Camins al Grau, un espacio sociocultural emblemático, “un nuevo centro de la Universidad Popular con aulas y espacios para desarrollar las actividades habituales de los centros UP e iniciativas socioculturales abiertas al barrio y a las entidades cívicas” señala la concejala de Igualdad, Isabel Lozano.

“Con este proyecto la Universidad Popular crece y se impulsa una tipología de centro UP con instalaciones más adaptadas al cumplimiento de los objetivos de la Universidad Popular, a la apertura a los barrios y la conexión con las organizaciones sociales del entorno, al contar con salas grandes libres para la actividad sociocultural” explica Lozano.

El Ayuntamiento de Valencia, mediante la concejalía de Igualdad y políticas Inclusivas, de quién depende la Universidad Popular, ha realizado una inversión de 288.000 euros en la rehabilitación del edificio, un palacete, declarado Bien de Relevancia Local, de estilo ecléctico modernista con cánones clásicos, construido entre 1899 y 1900, “que será un espacio excepcional para dar impulso a la apertura a los barrios, a la dinamización social y cultural y aumentar la aportación de valor social a la ciudad”, según Lozano.

La concejala de Igualdad afirma que “el Ayuntamiento está impulsando la Universidad Popular de manera decidida para potenciar su vertiente de participación social y plena conexión con el tejido social de los barrios, contribuir al pensamiento crítico y una ciudadanía activa y dar respuesta a las reivindicaciones del vecindario de Camins al Grau y de las asociaciones del distrito, que durante años han apostado por que este patrimonio público se abriera a los barrios”. Con esta actuación “el Ayuntamiento de Valencia consolida el uso público de un edificio muy emblemático para el barrio de Ayora y para la ciudad”, señala Lozano.

Está previsto que la próxima semana se trasladen al Palacete de Ayora las clases de Yoga, inglés, Comunicación, Alfabetización y Cultura General, de la UP de Algirós, situada a pocos metros. Al inicio del próximo curso también se trasladará las clases de Informática para las que el edificio dispone de un aula equipada.

El palacete y su jardín, del arquitecto Pelegrín Mustieles, se levantó como residencia habitual para José y Dolores Ayora, una familia burguesa comerciante. Es un edificio declarado BRL, de planta cuadrangular con cubierta a cuatro aguas y con una torre en la parte central cubierta por una cúpula con teja dorada y claraboya central de hierro y vidrio. El jardín, de cerca de 17.000 m2, conserva parte de la vegetación original, con más de 40 especies de arbolado diferentes, entre ellas la feijoa más longeva de Valencia.

El edificio, con una superficie de 700 m2 construidos, consta de tres plantas y un mirador, así como con espacios amplios y luminosos, con salas adaptadas para realizar diferentes tipos de actividades desde las clases habituales de la UP a conferencias, sesiones de formación, mesas redondas, encuentros ciudadanos y proyecciones.

En la segunda planta, una cámara diáfana que es el aula con mayor aforo del edificio, llevará el nombre de “Cámara Alejandra Soler” en memoria de la que fue maestra de la Universidad Popular-FUE en los años 30. Soler realizó una importante labor en la UP por el fomento del pensamiento crítico en las mujeres como herramienta para la igualdad y la transformación social. Esta aula se destinará, entre otras, a conferencias, mesas redondas y tertulias.

En sus más de cien años de historia, desde su primer uso como residencia de los propietarios promotores, el Palacete ha tenido varios usos que han afectado a su configuración interior: discoteca Paraíso, escoleta del Patronato Municipal, sección de la Policía Municipal y finalmente ahora un espacio de la Universidad Popular de Valencia.

El acto de apertura se celebra viernes 12 de mayo a las 18:30 horas con la presencia del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la concejala de Igualdad y Políticas inclusivas, Isabel Lozano, vicepresidenta de la Universidad Popular.