Francisco Asensio gana el concurso de microrelatos de confinamiento


La Universidad Popular convocó un concurso de microrrelatos durante el confinamiento, en su centro de Sant Marcel·lí,  para estimular el aprendizaje de la expresión oral y escrita y premiar el esfuerzo y la participación durante el estado de alarma.

Se trataba de estimular la imaginación y el ingenio con la escritura de un relato corto. El lema ha sido “cuéntanos alguna historia con muy pocas palabras, emociónanos, haznos reir, sorpréndenos, provócanos, haznos reflexionar o plantéanos interrogantes, con un máximo de 100 palabras”.

Las persones participantes de centro UP San Marcel·lí han podido votar para seleccionar los cuentos ganadores.

El primer premio, otorgado a partir de la votación de las personas participantes del centro UP, ha sido para el texto “Ajena”, de Francisco Asensio González, con cerca de un 20% de votos; el segundo premio ha sido para “Quién soy yo”, de Teresa Miquel Giribet, y han obtenido accésit los relatos “Si pudiera volver atrás”, de Elena Soler Herreros; “Mí yo”, de Pepa Agustín Navarro y “El Tránsito”, de Ana Zamora Tomás.

 

10 MICRORRELATOS SELECCIONADOS

1- EL BIZCOCHO EN EL HORNO
Sentada a poca distancia vigila el bizcocho que se cocina en el horno. Ve cómo va cambiando su tamaño y color. Y percibe  ese olor  que aromatiza toda la casa.
Desde la vigilia repasa los días de confinamiento con su familia y piensa en  la rutina que ha surgido de manera  espontánea y envolvente,  como un capullo que protege a la crisálida.  En su mente resuena una frase “esta pandemia es como una película de ciencia ficción” .
Sacude sus cabellos espantando la realidad. Va al horno. Y la vida sigue su ritmo como cada día.

María Hernández

 

2- SI PUDIERA VOLVER ATRÁS  (ACCÈSSIT)
Cuando llamó al timbre de mi puerta no entendí por qué lo volvía a hacer. Ya le había explicado que no podía ayudarle. Aún así lo volvió a hacer. Hay personas insistentes que no escuchan. A mí me había tocado soportar a una. Al día siguiente la policía aporreó mi puerta. Abrí asustada. Algo había pasado ¿Escuchó jaleo en el piso de al lado, anoche? Me preguntaron. Rastree mi mente. Algo oí pero no le presté mayor atención. Hoy me arrepiento.

Elena Soler Herreros

 

3- Y EL TIEMPO PASA

Y cuando ya estaba todo decidido, pensado, programado, nada podía salir mal, nada. Pero a veces hay algo escrito en las estrellas, y lo imposible se hace posible, y lo increíble se hace veraz. Y vemos como todo va cambiando y sin apenas darnos cuenta empieza una nueva danza que nos arrastra hacia otro ritmo, otro son que con el tiempo acabamos aceptándolo como propio e incluso nos hace feliz. Ya nada queda de aquellos planes que tan bien estaban programados, de aquella vida que ahora nos parece ajena. Ahora ya es hora de volver a disfrutar.

Almudena Moreno Bravo

 

4- QUIÉN SOY YO  (2on PREMI)

Un cuerpo,

Una mente,

Un corazón,

Mi cuerpo aguanta lo que los años y la vida le da

La mente la tengo entrenada para la soledad

Pero mi corazón no,

Mi corazón pide a gritos, los besos,las caricias,los abrazos

y la dulzura que un corona me ha quitado,

A esto es a lo que mi corazón no sabe acostumbrarse

y cuando el corazón no se acostumbra daña el yo que hay en mi.

Teresa Miquel Giribet

 

5- PENSAMIENTOS EN EL CONFINAMIENTO

Me levanto temprano y pienso: hoy pintaré, haré esto, lo otro. Paso el día de aquí para allá pensando y pensando. Cuando el día va llegando a su fin pienso, no he hecho nada de lo que pensé ufffff. Me voy a dormir pensando.

Germán Carrizosa Sánchez

 

6- MI YO  (ACCÈSSIT)

Seguiré creyendo aun cuando la gente pierda la esperanza en los demás, voy a seguir dando amor aunque otros siembren odio, seguiré construyendo mientras otros destruyan, hablaré de paz en medio de una guerra, conseguiré dar luz en medio de la oscuridad, seguiré sembrando aunque me pisen la cosecha, seguiré gritando cuando todos callen, aliviaré cuando vea dolor, cambiaré sonrisas por lágrimas, levantaré al que decidió rendirse, siempre habrá alguien esperándote, siempre sale el sol después de la tormenta y una mariposa que nos demuestre su belleza, la sonrisa es el idioma de los inteligentes, uno es la suma de lo que ha vivido.
No dudes, llegarás.
El beso más difícil no es el primero sino el último.
Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees.

Pepa Agustín Navarro.

 

7- EL BILLETE

Marcial se encontraba esperando el autobús, allí estaban Andrea y Lorena. Andrea
preguntó a Marcial: “¿tiene cambio de un billete de 20 €?, he de coger el próximo autobús”.
Marcial dijo: “solo llevo 15 €, tomad un billete de 5 €”. Andrea no quería cogerlo, pero al
final lo aceptó, preguntándole el nombre y teléfono para devolvérselo.
Al día siguiente Marcial sufrió un infarto. A los pocos días, estando todavía en la
habitación del hospital, se abrió la puerta. Se le iluminaron los ojos cuando vio a Andrea
entrar por ella.

Fernanda Delgado Arándiga

8- EL TRÁNSITO  (ACCÈSSIT)

No sé qué me pasa, estoy en una habitación cerrada. ¿Qué raro?, no tiene ventanas y hace
mucho frío. Tengo una sensación extraña en el estómago, como la que se produce en una
montaña rusa, es como si estuviera flotando; miro a mi alrededor y me doy cuenta de que no
tengo cuerpo, ¿cómo es posible? Empiezo a distinguir unas luces tenues que me envuelven y
me levantan. No le encuentro sentido; me dicen que no tenga miedo, que no estoy sola; sola
¿para qué?
Miro hacia abajo y lo entiendo, me veo allí tumbada en la cama, inerte y me doy cuenta. Esto
sólo puede significar una cosa:
¡¡ESTOY MUERTA!!

Ana Zamora Tomás

9- ANHELO.

El corazón alterado, pendiente de esa llamada que desde hace dos meses, me conecta con mis hijos, con mis nietos. Hoy se retrasa… ¡¡ El himno de la alegría en el móvil !! ¡¡ Por fin !!… Abuelo, asómate a la ventana. ¡El corazón se me sale del pecho! En la acera de enfrente, están mis nietos que han venido a verme.

Francisco Asensio González

10- AJENA  (1er PREMI)

Sorprendido; sorprendido e intrigado.Trato de entenderla, de ponerme en su piel (si es que la tiene) ¿Como puede estar ajena a lo que acontece? ¡¡Con la que está cayendo!! No ha debido percatarse de la falta de actividad en la avenida que contempla desde su atalaya, ni de nuestra presencia, un poco impertinente todo el día.¡¡Ella a lo suyo!! Como si nada, acaba de ofrecerme las orquídeas mas bonitas que podría desear. La riego y sigo contemplando.

Francisco Asensio González