“De puente a puente” observar la identidad del paisaje


El proyecto “De puente a puente” es una propuesta basada en un recorrido para educar la mirada, a través del cual vamos descubriendo el paisaje de nuestro entorno próximo y cotidiano, y en el que, en este caso, el lecho del río Turia se plantea como un espacio de reflexión. Es un paseo por el tiempo que aúna botánica, arquitectura, urbanismo, en un diálogo que habla del paso del tiempo, de los cambios que se reflejan en el paisaje a lo largo de las estaciones y de la misma historia, la de nuestra ciudad.
Esta propuesta nos ofrece un paseo visual por la identidad paisajista, descubriendo aspectos propios de cada barrio y ha dejado un conjunto de obras que reflejan diferentes maneras de ver, de mirar, de reconocer. Con el acto de dibujar y pintar, las personas participantes se han evadido del momento tan crítico que hemos vivido y han mantenido el contacto con los formadores y formadoras y con el grupo y se ha generado la satisfacción del trabajo realizado, si bien al principio mostraron cierto temor porque veían difícil dibujar los ojos, pero con la constancia se ha conseguido un magnífico resultado.

El proyecto ha sido desarrollado por la formadora Victoria Esteve en la actividad de “Identidad del paisaje” en el centro de la Universitat Popular Morvedre.

El recorrido comienza en el Parque de Cabecera,  siguiendo por el antiguo cauce del río. Entramos en el comienzo del Pretil, un legado histórico declarado como Bien de  Interés Cultural.  Continuamos por el lado del  Paseo de la Pechina,  Puente del nueve de Octubre, Puente de Campanar, Puente de Ademuz y Puente de las Artes  y termina el recorrido en el Puente de San José, antiguo Pont Nou, patrimonio y herencia cultural de la ciudadanía valenciana.

Porque cada estación del año tiene su color, por que en la noche también existe el paisaje,  por que el viento y la lluvia modela y lo transforma, se realiza un paseo por el tiempo, un recorrido que nos ayuda a disfrutar y comprender una parte importante de la  historia de nuestra ciudad.

Se trata de seleccionar la mirada, dialogar con el paisaje, descubrir el entorno y la naturaleza  que nos rodea desde diferentes aspectos; botánica,  arquitectura, urbanismo, cartografía …. un recorrido que nos enseña aprendiendo con las historias que forman parte de todo aquello  que nos es cotidiano pero a lo que no le damos importancia: el  espacio compartido, el paso del tiempo, la práctica de algunos deportes….

Todas las obras presentadas se refieren a lo próximo, estableciendo la diferencia arriba-abajo, cerca-lejos,  frontal-lateral, conceptos básicos y esenciales que en general, por su sencillez, no reparamos en ello, cuando nos enfrentamos a una composición pictórica.

Se trabaja diferentes temáticas dentro del mismo proyecto en el mismo recorrido: botánica, escultura, arquitectura  en sus diferentes periodos históricos,  detalles del mobiliario urbano, semáforos, señales de trafico…..

Es un paseo visual  por la identidad paisajista, descubriendo las  características propias de cada barrio: edificios singulares, como la Cruz cubierta del siglo XV que entre otras cosas indicaba el comienzo de Valencia, actualmente en termino de Mislata. También el antiguo depósito de aguas para el abastecimiento de las fuentes de algunos barrios de Valencia construido en 1850, actual Museo de Historia de Valencia.

Encontramos también la señal de trafico del siglo XVII, que indica  el camino hacia las dos puertas de entrada a la ciudad, Las Torres de Serranos y Las Torres de Quart y los  antiguos edificios de la Cárcel de hombres, actualmente edificios de oficinas,  la cárcel de mujeres actualmente un colegio; erl antiguo Azud de la acequia de Rovella y el  Banco del los Magistrados, del  siglo XVII,  usado por los magistrados para el control de las maderas  que llegaban desde la Serranía del Turia, como puerto fluvial.

En el camino, tropezamos con NATURIA, un edificio moderno situado de forma traumática en el mismo lugar por donde pasaba la corriente natural del Turia. Y el monumento a Isis que recuerda el origen  romano de la ciudad o el antiguo matadero, actual centro deportivo la Pechina y la escultura de  la Pechina que da origen a el nombre del paseo. Además hemos reparado en la escultura de San Pascual y la Casa de Caridad.

En el recorrido hay también diferentes esculturas actuales de algunos artistas valencianos que nos vamos encontrando a lo largo del trayecto, con la moderna y ultima intervención de Per Kirkebi, bajo el Puente de las Artes, realizada en 1989,  inspirada en la arquitectura industrial de ladrillo, del siglo XIX; una pieza que forma parte de la  colección  del IVAM.

Y se establece un diálogo entre los trabajos de los participantes, abriendo una nueva visión en los modos de ver. Algunos trabajos con lenguajes propios otros descubriendo  y experimentando con  diferentes técnicas, desde lo académico a lo anti-académico, con el uso de materiales y recursos actuales.

Por otra parte, el proyecto CONTRACORRIENTE, que  pertenece al proyecto “DE PUENTE A PUENTE”, se desarrolla en el periodo de confinamiento y nos sitúa en el Puente  de San José, justo en el centro del antiguo cauce, mirando a contracorriente en sentido contrario del río, una mirada de vuelta al recorrido inicial, hacia el parque de Cabecera.

En este proyecto, comenzamos dibujando y pintando con diferentes técnicas y formatos,  una interpretación libre, partiendo de fotos, desde el Puente de San José,  con visión frontal, de día, de noche, cerca, lejos, con perspectiva sin perspectiva, observando la diferencia entre los edificios,  antiguos, modernos.

Observamos con detalle los arcos del puente de piedra…. Mirando hacia abajo, caminos vacíos de gente, sin paseantes, sin deportistas, sin animales, arboles y arbustos  solitarios. Una naturaleza inspiradora,  relajante que seguía  su propio curso hacia otra estación, camino a la primavera.

En el recorrido, partimos hacia el IVAM en busca de la perspectiva. Pasando los días,  bajamos  al cauce y con google maps iniciamos un recorrido por la parte contraria al Pretil histórico,  con una mirada cercana, la Escuela de Idiomas, la Estación de Autobuses y en el Centro Comercial pusimos el punto final a un recorrido que nos habla  de nuestros recuerdos y de nuestra memoria.

Es un tiempo que jamás olvidaremos y que juntos y juntas hemos aprendido otra forma de enseñar,  otra forma de aprender. Que desde el encierro,  sin salir  de nuestras casas podemos ver, apreciar y mirar el paisaje cercano y el lejano. La pintura como lenguaje nos invita a reflexionar y a disfrutar con los colores y las formas otra forma de  comprender nuestro entorno, nuestra identidad en un paisaje cercano.

Las técnicas usadas: acrílico, acuarela, pastel, técnica mixta, grafito, nogalina, carboncillo, bolígrafo, experimentos digitales, en diferentes soportes y formatos…..

En este periodo  de confinamiento las  actividades se han impartido a través de los grupos de WhatsApp, entrando en los grupos ya formados, teniendo en cuenta que algunos participantes no compartían grupo, y se han formado dos nuevos grupos específicos de trabajo, uno IDENTIDAD DEL PAISAJE y otro para TEORÍA DEL ARTE, invitando a participar al alumnado que sin estar matriculados en la otra actividad  pudieran estar  interesados. Para los participantes  desconectados de las redes usamos el teléfono como forma de contacto.

CONTRACORRIENTE-PDF
 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *