[MAPEO CIUDADANO] UP Rovella participa en las actividades del Master de Cooperación de la UPV


El centro #UPRovella de la Universidad Popular ha participado en el proyecto “Aprendizaje en acción”, un proceso pedagógico que forma parte de las iniciativas del Máster de Cooperación de la Universitat Politècnica de València, dentro de la asignatura de Procesos de desarrollo. El proyecto consiste en un trabajo intensivo de dos semanas donde un grupo de estudiantes del máster promueve y desarrolla acciones en el barrio, en este caso el de Na Rovella, con la participación activa de organizaciones, entidades sociales e iniciativas ciudadanas, y las acompaña en la realización de un auto-mapeo para identificar y compartir información sobre donde se ubican,  qué redes tienen, las relaciones que establecen y qué actividades realizan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es tracta d’una metodología que permet generar cohesió social en els e

Se trata de una metodología que permite generar cohesión social en los entornos, enriquece la visión del mundo y del entorno, permite incorporar herramientas académicas y hacerlas útiles para los barrios. En la práctica del proyecto, que se ha desarrollado desde las instalaciones y con la participación de la UP Rovella, han participado instituciones de carácter educativo, de participación social, de desarrollo comunitario, vecinales y de personas mayores, entre otras. La experiencia ha servido también para conectar y dar a conocer entre ellas a las organizaciones del barrio que aún no se conocían y difundir de forma más efectiva información sobre los recursos del barrio.

El centro UP Rovella se ha convertido durante unas semanas en un centro efervescente en participación social activa, uno de nuestros objetivos como proyecto municipal.

 

Amb #audex, lector per a persones amb discapacitat visual:

El centro UP Sant Marcel·lí respira y nos muestra el bosque en la exposición de final de curso


S.O.S. ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE, RESPIRA | El centro #UPSantMarcellí de #UPValència ha desarrollado como proyecto de centro de este año la temática del BOSQUE. A partir de este tema han trabajado en sus aulas en las diferentes actividades. El resultado difícilmente habría podido ser más satisfactorio.  🌿La exposición muestra el contraste entre un bosque verde y un bosque quemado, la contraposición entre la vida y la muerte, el oxígeno y el respirar.

Todavía estáis a tiempo, hasta el 27 de junio de visitar la muestra de las obras realizadas por participantes de las actividades de Pintura y Dibujo, Cerámica y Artesanía.  Un trabajo de equipo, con la colaboración y coordinación de 5 aulas diferentes.

📆 Hasta el 27 de junio 2019| Biblioteca Municipal Clara Santiró y Font – La Rambleta |

En las aulas de Pintura y Dibujo han realizado obras con pintura acrílica sobre tablero. En Artesanía han trabajado sobre los animales del bosque después de un incendio, realizando siluetas troquelades y desde los grupos de Cerámica han trabajado pequeños murales sobre el tema.
#UPFinalCurs

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Arte con diversidad funcional en #UPRussafa con el artista F. Javier Planells


DIVERSIDAD FUNCIONAL | El centro de la #UPRussafa ha ofrecido la charla “Arte con diversidad funcional” a cargo del pintor con la boca Francisco Javier Planells Alós. La sala llena para escuchar un artista que despierta mucho interés por su obra y su actitud de superación. La charla se ha celebrado con motivo de la Semana Cultural de Final de Curso 2018/19.

#UPFiCurs
UP Russafa | C/ Denia, 39 | 12 h |

 

 

 

1.500 personas aprenden valenciano en la Universitat Popular de València


1.500 PERSONAS APRENDEN VALENCIANO EN LA UNIVERSIDAD POPULAR DE VALÈNCIA

Lozano: «Se ha demostrado que la ciudadanía de València está interesada en la práctica de nuestra lengua»

Hace tres años la Universidad Popular de València (UP) incorporó la materia de valenciano en su programa formativo, «que ha sido un verdadero éxito», ha afirmado la concejala de Igualdad y Presidenta delegada de la UP en funciones, Isabel Lozano, quien ha dado a conocer que un total de 1.500 personas han participado en algún curso relacionado con el aprendizaje de nuestra lengua en los centros de la Universidad Popular de València durante estos tres años.

 

Concretamente, en el curso 2018/19 han sido un total de 350 personas las que han cursado estas clases. Las actividades que ofrece la UP en este área de aprendizaje son Cultura Valenciana, Curso de Valenciano -en diferentes niveles y duración, Taller de expresión oral y Taller de expresión escrita, así como actividades culturales vinculadas con el aprendizaje de la lengua y la cultura valencianas.

 

Lozano ha manifestado que «el aprendizaje de la lengua forma parte de las herramientas básicas que ofrece la Universidad Popular de València para fortalecer las redes de ciudadanía activa y participativa en los barrios, favorecer el conocimiento no sólo de nuestra lengua sino también de la nuestra historia y cultura como pueblo y promover el encuentro intercultural entre el vecindario».

Los cursos de valenciano dirigidos a la preparación de los exámenes de la Junta Qualificadora de Coneixements en Valencià, en los niveles correspondientes a Elemental y Mitjà, se han impartido en varios centros de la UP por profesionales de la materia. Por otro lado, la UP en colaboración con el Servici de Normalització Lingüística del Ayuntamiento también ha desarrollado un programa de actividades culturales dirigidas al conocimiento de nuestra lengua y cultura como talleres de poesía y lectura en valenciano, visitas al teatro en valenciano y otras iniciativas culturales.

 

LA UP SE SUMA AL PROYECTO «PARLA’M EN VALENCIÀ»

 

Por otra parte, la Universidad Popular de València ha iniciado una nueva colaboración con el Servici de Normalització Lingüística y Escola Valenciana para incorporar, a partir de septiembre, a sus centros en el programa «Parla’m en valencià», de voluntariado para la formación de parejas de personas que buscan mejorar su conocimiento y práctica de la lengua con personas valencianohablantes que pueden facilitar este aprendizaje.

 

Lozano ha puesto en valor a «la Universidad Popular, que es uno de los recursos municipales más valorados de la ciudad -como demuestran los datos del Infobarómetro Municipal con 8,5 sobre 10 de valoración- y más establecidos en la vida cotidiana de nuestros barrios; un espacio que facilita el acceso a la cultura a todas las personas. En esa línea se ha demostrado que la ciudadanía de València está interesada en la práctica de nuestra lengua y que, si se le ofrece una propuesta seria y completa, los usuarios y usuarias de la UP se interesan y las cursan. Ha sido un acierto incrementar la que era una casi inexistente oferta en valenciano en la UP en tiempos del PP».

 

“Puertas cerradas” un proyecto artístico que abre una reflexión sobre los caminos de la vida


Los centros de #UPValència en Carpesa, Nou Moles, Algirós y Abastos presentan el resultado del proyecto “Puertas cerradas:…”, una iniciativa  de la formadora de Pintura y Dibujo de la UP Mari Carmen Rodrigo, en colaboración con el formador Lalo Jiménez  y la formadora Amparo Blasco, desarrollada durante este curso, en la que han abierto una reflexión sobre los caminos que se abren y cierran, las oportunidades, la intolerancia, las violencias. El proyecto, que ha culminado con una exposición permanente en los centros participantes, se puede visitar a partir de esta semana en los diferentes centros.

 

Cruzar por primera vez la puerta de cualquier universidad popular puede cambiar en mayor o menor medida la vida de las personas.  No cruzarla, por falta de interés, desconocimiento, vergüenza, ideas preconcebidas… Impedirá “contaminarse” de todo lo bueno que este proyecto municipal ofrece a la ciudadanía.

Las puertas a menudo nos protegen, preservan nuestra intimidad y guardan nuestros secretos, en ocasiones nos encierran y nos quitan la libertad. Nuestras vidas están marcadas por puertas que nos atrevemos a cruzar y también por las que no cruzamos. Hay puertas que atravesamos con entusiasmo, otras apresuradamente, algunas las superamos por necesidad, unas pocas con miedo y otras nos supondrán el inicio de una nueva vida, un nuevo proyecto grande o pequeño que nos marcará para siempre.

El proyecto de la universidad popular deja huella en las personas que han participado en él. La gran mayoría de gente que ha cruzado sus puertas y se ha matriculado en algún curso, repetirá al año siguiente.  Parece justo pues devolver esa huella a una casa, generosa como ésta, que tiene siempre sus puertas muy abiertas. Desde el aula de pintura y dibujo, hemos querido que las y los participantes, que semanalmente han traspasado su puerta, dejen su marca “para siempre” en esta casa que es de todas y todos, pintando alguna que haya cambiado sus vidas.

Este no es un mero trabajo de copia. Es un trabajo de reflexión, es un trabajo en el que desde la nostalgia y la perspectiva que nos dan los años, reparamos en los lugares donde hemos pasado buenos y malos ratos, donde hemos gozado con las alegrías y hemos sufrido dolor, tristeza y sinsabores, donde hemos convivido con nuestros vivos y nuestros muertos… En definitiva, donde hemos vivido las cosas que nos han hecho ser tal y como somos y han dado sentido a nuestras vidas.

Detrás de cada tablilla, cada artista ha escrito en prosa o verso lo que ha supuesto en su vida la puerta que ha pintado. Texto que no se muestra al público, pero que se guarda en una memoria escrita, como quedan guardados los recuerdos en la nuestra.  Y para que la huella continúe, cada nuevo participante de dibujo y pintura que cruce la puerta de nuestro taller además de los trabajos que haga durante el curso, deberá añadir una nueva pieza a este conjunto, siendo así ésta, como lo es la universidad popular, una obra inacabada, en continua renovación y que marca a toda y todo el que pasa por ella.

Lalo Jiménez (Profesor de Dibujo y Pintura en la U.P. de Valencia)

 

La iniciativa “Puertas Cerradas: …” está incluida en la programación anual de las clases de Dibujo y Pintura de la Universidad Popular de los diferentes centros implicados, y “refleja a través de alegorías pictóricas la cíclica discusión respecto a violencias de todo tipo, ya sean estas de género, raza, sexualidad o condición social. En una situación política en la que parece que la tolerancia se demanda para todas las ideas, incluso a aquellas que, paradójicamente, anulan la libertad de otras, “Puertas Cerradas” se planta irresoluble, “No. Hasta aquí hemos llegado.” Portazo”, señala el comité docente.

El formato elegido es de tablillas de madera de 10 x 15cm, intervenidas mediante técnicas tanto secas como húmedas (oleo, sanguina, acrílico, esmaltes…). Además, la exposición irá creciendo cada año, puesto que el alumnado cederá una obra para mantener vivo el espacio. El feedback entre docente y discente se hace visible en la exposición, mostrando obras que se han ido haciendo durante el curso.

 

 

 

 

 

Disponible la colección completa de los “Cuadernos de la Universidad Popular”


La Universidad Popular de Valencia publica en versión descargable   gratuita la colección completa de sus “Cuadernos de la Universidad Popular”, que recogen algunas de las conferencias inaugurales de la Universidad Popular de 1903 junto a las réplicas que mujeres de reconocido prestigio realizan en la actualidad a aquellas conferencias de principios de siglo, incorporando la visión feminista.

Releer un texto de principios del XX es un ejercicio interesante que facilita el reconocimiento del trayecto recorrido. Es un viaje en el tiempo a uno de los lugares de dónde venimos y de los que hemos podido salir realizando importantes conquistas, luchadas por las mujeres desde los espacios privados y públicos, sobre todo en la sombra, con sufrimiento y enormes sacrificios, por convicción o por intuición, pero por encima de todo no dándonos nunca por vencidas.

Abrimos con estos cuadernos un puente de siglo a siglo para tomar las reflexiones del pasado y entender mejor el viaje que han realizado algunas ideas que hoy se mantienen vivas, es necesario recuperar y hay que conocer para seguir impulsando el pensamiento crítico

“Conferencias siglo en siglo de la Universidad Popular de València” recoge los textos de las conferencias de María-Ángeles Durán (2016) y Gumersindo de Azcárate (1903) sobre “LA IMPOSIBLE NEUTRALIDAD DE LA CIENCIA”.

También incluye los textos de Anselmo Arenas (1903) sobre “LA CRÍTICA DE LA UNIVERSIDAD POPULAR” en relación a la participación de las mujeres en la UP de principios de siglo y de Luz Sanfeliu Gimeno (2017)  “ REPUBLICANAS I FEMINISTAS VALENCIANAS. OTRAS CLAVES PARA INTERPRETAR EL PROCESO DEMOCRATIZADOR”.

Por último, también incluye los textos de Luis Simarro Lacabra (1903) sobre “LA MISIÓN DE LA CIENCIA EN LA CIVILIZACIÓN” y la respuesta de Irene Ballester Buigues (2018) con “ACTIVISTES I CREATIVAS: ARTE Y FEMINISMOS PARA el CAMBIO SOCIAL”.

Descargar cuaderno número 1

CONFERENCIES 1 - 2017

 

Descargar cuaderno número 2

CONFERENCIES 2-2018

Descargar cuaderno número 3

CONFERENCIES 3- 2019

 

TEXTOS INTRODUCTORIOS DE LOS CUADERNOS 1, 2 i 3: 

CUADERNO Número 1:  “LA IMPOSIBLE NEUTRALIDAD DE LA CIENCIA”, María-Ángeles Durán (2016) y Gumersindo de Azcárate (1903).

La conferencia inaugural de la Universidad Popular de València se celebró el 8 de febrero de 1903, en el Centro de Fusión Republicana de la calle Llibrers, en un salón que, por lo que cuentan las crónicas periodísticas de la época, estaba de par en par, con más de 2.000 personas (sic), de las cuales más de cien eran mujeres. Aquella primera Universidad Popular fue fundada por Vicente Blasco Ibáñez con el objetivo de aproximar la cultura a las personas que difícilmente podían acceder a ella, fomentar el pensamiento crítico y defender el laicismo, especialmente en aquello que tenía que ver con la intromisión de la Iglesia en la enseñanza y en la ciencia.
El año 2016 el Ayuntamiento de València celebró por primera vez el nacimiento de aquella primera Universidad Popular de Valencia -que fue además de las primeras de España- pidiendo a la socióloga, investigadora del CSIC y Premio Nacional de investigación, María-Ángeles Durán, que hiciera la réplica a la conferencia inaugural de la UP que ofreció, en febrero de 1903, Gumersindo de Azcárate bajo el título “La neutralidad de la ciencia”. El reto consistió en tomar el texto de aquella conferencia y abordar la misma cuestión desde la actualidad, incorporando la perspectiva de género, para mantener un diálogo de siglo a siglo sobre aquellos temas que a pesar del paso de los años continúan interesándonos, han adquirido nuevos matices y se pueden abordar desde otras perspectivas.
Las 24 conferencias que formaron parte de aquel primer curso 1902/1903 de la Universidad Popular de València, se reunieron y editaron en 1904 en un libro, gracias a la transcripción voluntaria realizada por el taquígrafo José Ibáñez Taso. Además, cada conferencia se vendió a través del diario El Pueblo y en la sede de la Universidad Popular, en cuadernos o folletos individuales, como sabemos por las crónicas periodísticas.
En la actualidad la Universidad Popular quiere retomar aquella iniciativa y publicar cada año, reunidas en un cuaderno, una conferencia de aquel primer curso y la réplica que más de cien años después le hace una mujer con equiparable autoridad académica.
Es así como llega a vuestras manos este primer cuaderno de “Conferencias de siglo a siglo” de la Universidad Popular, que reúne en una publicación la conferencia inaugural impartida el 8 de febrero de 1903 por Gumersindo de Azcárate con el título “La neutralidad de la ciencia” y la conferencia impartida el 11 de febrero de 2016 por María-Ángeles Durán con el título “La imposible neutralidad de la ciencia”.
El cuaderno también incluye las crónicas de la prensa sobre el acontecimiento de aquella conferencia inaugural y los anuncios de la venta del “folleto” con las conferencias por fascículos.
La conferencia ofrecida por María-Ángeles Durán en el paraninfo de la Universitat de València en febrero de 2016 se puede ver en el canal de youtube de la Universidad Popular de València. Y el texto que se reproduce en este cuaderno es aquella conferencia revisada y ampliada por la ponente, como ella misma explica en su texto introductorio.
Abrimos con estos cuadernos un puente de siglo a siglo para tomar las reflexiones del pasado y entender mejor el viaje que han realizado algunas ideas que hoy se mantienen vivas, es necesario recuperar y hay que conocer para seguir impulsando el pensamiento crítico.

 

CUADERNO NÚMERO 2:  “REPUBLICANAS Y FEMINISTAS VALENCIANAS. OTRAS CLAVES PARA INTERPRETAR EL PROCESO DEMOCRATIZADOR”, Luz Sanfeliu Gimeno (2017) y “CRÍTICA DE LA UNIVERSIDAD POPULAR”, Anselmo Arenas (1903).

“Vengo esta noche a defender la UniversidadPopular contra las calumnias” dijo Anselmo Arenas ante un auditorio de dos mil personas, según las crónicas periodísticas de la época. Era el 10 de marzo de 1903, en el Centro de Fusión Republicana de la calle Llibrers de Valencia, un edificio ahora desaparecido frente al palacio del Marqués de dos Aguas.
Entre el público muchas mujeres, muchísimos hombres de clase trabajadora, también insignes catedráticos de la Universidad Central de Madrid y Vicente Blasco Ibáñez, el fundador de la Universidad Popular.
“Debatiremos y dialogaremos esta tarde el señor Anselmo Arenas y yo (…) yo como historiadora especialista en Historia de la Educación de las Mujeres o de las Relacionas de Género, (no sé qué pensaría el  señor Arenas de este hecho)” decía Luz Sanfeliu en el paraninfo de la Universitat de València, en La Nau, un siglo después. Era el 21 de febrero de 2017, entre el público muchos hombres, muchísimas mujeres, muchas feministas, también profesores, profesoras y catedráticas de la UV, el vicerrector de Cultura e Igualdad, Alejandra Soler con 103 años –querida maestra de la Universidad Popular– (en el que fue su último acto público), la presidenta delegada y regidora de Igualdad del Ayuntamiento de Valencia y la directora de la Universidad Popular de Valencia.
“Me voy a posicionar en el análisis desde una perspectiva que entiende el género como una construcción cultural –continúa Sanfeliu-. Es decir, (…) necesitamos marcos de comprensión para alojar las experiencias, igualmente las experiencias de género. Y, en esta conferencia nos fijaremos especialmente en esa disputa cultural, con efectos de poder, entre sectores sociales distintos y entre hombres y mujeres, por asignar a través de los discursos distintos significados a la feminidad”.
Arenas impartía la conferencia “Crítica de la Universidad Popular”, una de las veinticuatro ponencias que catedráticos y profesores como Luís Simarro, Luís Morote, Adolfo Gil y Morte, Vicente Peset y Cervera o Juan Bartual, entre otros, -todos hombres- impartieron al curso inaugural 1902/1903 de la Universidad Popular de Valencia.
En su intervención hizo una defensa de la Universidad Popular como un recurso imprescindible para extender la cultura entre las personas de la clase trabajadora, incluidas las mujeres, y convertir la cultura en un patrimonio popular, frente al elitismo, el dogmatismo y la voluntad de mantener en el pueblo en la ignorancia.
“… esas lenguas viperinas apellidan á esta vuestra casa Taberna popular, á nosotros taberneros mayores, y á vosotros adoradoras del dios Baco. ¡Bien comprenden que es una infamia; pero no por eso dejan de lanzarla á los cuatro vientos! “ explicaba Arenas.
Su intervención centró el foco en denunciar las críticas y calumnias que los detractores de la Universidad Popular, entre ellos los sectores clericales, difundían. Y a defender el laicismo, la necesidad de abrir el acceso de todas las personas a la educación y la cultura, la importancia de rechazar la injerencia de las creencias religiosas en la educación y en la ciencia.
Venía a defender precisamente los valores fundacionales de la Universidad Popular valenciana, la necesidad de aproximar la cultura y el conocimiento a todas las personas, especialmente a aquellas que no habían tenido oportunidad de acceso, e impulsar la participación social desde el pensamiento crítico.
La Universidad Popular de València, desde 2016, celebra cada mes de febrero su cumpleaños, este año el 115, con el propósito de seguir dando a conocer estos valores fundacionales, que
continúan vigentes y que son además un eje fundamental que guía el trabajo y la filosofía de la institución.
En el marco de esta celebración, cada año la Universidad Popular recupera una de las conferencias inaugurales de aquel primer curso 1902/ 1903 y da voz a una mujer para que reinterprete en clave actual, haga la réplica o desarrolle un nuevo hilo de pensamiento a partir de aquellas ponencias fundacionales, incorporando además la perspectiva de género. Propiciamos así una conversación de siglo a siglo, entre un hombre y una mujer, sobre los temas que preocuparon y de los que se ocuparon en el año que la Universidad Popular se fundó abordándolos desde el presente.
Y reunimos las dos conferencias que conforman la conversación de siglo a siglo en un cuaderno que conservará la memoria de lo que fue y las nuevas perspectivas desde las cuales la Universidad Popular de València continúa cumpliendo una inestimable función social.
El número 1 de los cuadernos “Conferencias de siglo a siglo” recogieron las conferencias de Gumersindo de Azcárate (1903) y la respuesta de María-Ángeles Durán (2016). Este año el número 2 compila las conferencias de Anselmo Arenas (1903) y la contextualización de Luz Sanfeliu (2017).
Mantenemos abierto el puente de siglo a siglo que nos permite atender las reflexiones del pasado para seguir impulsando, desde el acceso a la cultura, el pensamiento crítico, la participación social, la inclusión y la igualdad.

CUADERNO NÚMERO 3:  “MISIÓN DE LA CIENCIA EN LA CIVILIZACIÓN”, Luis Simarro Lacabra (1903) i “ACTIVISTAS Y CREATIVAS: ARTE Y FEMINISMOS PARA EL CAMBIO SOCIAL”, Irene Ballester Buigues (2018).

Entre el 6 y el 8 de abril de 1903, el catedrático de Medicina Luis Simarro impartió tres conferencias para cerrar el curso fundacional de la Universidad Popular de Valencia, invitado por el fundador, Vicente Blasco Ibáñez.
Días antes, el diario Lo Pueblo anunciaba en portada la próxima llegada del catedrático a Valencia y decía de él que era “uno de los sabios más verdaderos que tiene España. Modesto por carácter y enemigo de exhibiciones por conservar la independencia de su vida, dedicada completamente al estudio, Simarro es uno de los hombres que menos figuran fuera del mundo de  la ciencia y que más derecho tiene por su inteligencia y su inmensa cultura a la admiración pública”. El mismo diario explicaba después de las conferencias que “los alumnos de la Universidad Popular tributaron anoche ruidosas ovacionas al doctísimo profesor, que eran una sincera y espontánea expresión de su gratitud hacia quien de modo tan generoso da la ciencia y vulgariza su saber entre el pueblo”.
El diario destacaba una de las claves del ideario que impulsó Blasco al fundar la Universidad Popular y que todavía continúa viva a esta institución: hacer accesible la cultura a todas las personas. El lenguaje utilizado ocultaba no obstante, que en aquel primer curso 1902-1903 se inscribieron ciento cincuenta mujeres en la Universidad Popular, en una Valencia con un 72% de analfabetismo y no más de 1400 estudiantes en el Estudi General. Las conferencias de Simarro, que se publican íntegras en estas páginas, llevaban por título “Misión de la ciencia en la civilización”, y en ellas destacó el papel de la ciencia, la cultura y especialmente la educación, para la civilización, entendida esta como una sociedad culta.
Un año más la Universidad Popular de València, con motivo de su aniversario, ha pedido a una mujer experta, en este caso Irene Ballester Buigues, que haga la réplica a una de las 24 conferencias del curso fundacional de la Universidad Popular, impartidas todas por hombres, y la de Luis Simarro ha sido la seleccionada.
Las conferencias de aquel primer curso serían recogidas por el taquígrafo José Ibáñez Taso y editadas en boletines por fascículos, a la venta en la administración del diario El Pueblo. En 1904 fueron, además, reunidas y publicadas en un libro titulado Conferencias de la UniversidadPopular de Valencia, que por cierto fue impreso por una mujer, en los talleres Viuda de Emilio Pascual, en la calle Pizarro de Valencia.
Irene Ballester Buigues, doctora en Historia del Arte, aceptó el reto de dialogar, con un siglo de distancia, con el doctor Simarro e ir un poco más allá que el catedrático en cuanto a aquello que hay que tener en cuenta para que avance la humanidad: la voz y los derechos de las mujeres.
En su larga exposición Simarro solo pronuncia la palabra mujer una vez, para hacer alusión a un ejemplo relacionado con la costumbre de seguir la moda, en este caso sobre peinados. Un siglo más tarde, al leer la intervención, llama la atención inevitablemente el uso del masculino universal y el punto de vista androcéntrico omnipresente a las reflexiones del texto, que tienen que entenderse en el contexto de la época. Llaman la atención precisamente porque desde 1903, en que las mujeres españolas no eran consideradas ciudadanas y no podían votar, hemos recorrido un camino en el cual se ha conseguido remover obstáculos y avanzar más de lo que probablemente Luis Simarro imaginó.
Releer un texto de principios del XX es un ejercicio interesante que facilita el reconocimiento del trayecto recorrido. Es un viaje en el tiempo a uno de los lugares de dónde venimos y de los que hemos podido salir realizando importantes conquistas, luchadas por las mujeres desde los espacios privados y públicos, sobre todo en la sombra, con sufrimiento y enormes sacrificios, por convicción o por intuición, pero por encima de todo no dándonos nunca por vencidas. Irene Ballester hace un recorrido analítico, reflexivo y gráfico para mostrarnos cómo a lo largo de la historia del arte se ha objectualizado  el cuerpo de las mujeres, se nos ha juzgado y culpabilizado, y se nos ha negado la individualidad, aquella que nos permite ser sujetas, tener derechos y ser libres. Pero también nos muestra, a partir de la obra de algunas autoras, como hemos podido subvertir la mirada masculina cosificadora, violenta, opresora, desde la que el patriarcado ha ejercido el poder y la dominación sobre nosotras.
Simarro, en su exposición, inicia un hilo argumental que nos conduce curiosamente a algunas de las reivindicaciones más vigentes del feminismo. Podemos decir que toma el camino, aunque no lo acaba de recorrer. Parte del materialismo histórico para exponer que el hombre no es solo un ser económico, sino también intelectual, artístico, moral y no solo los procedimientos que tienen que ver con la producción y la economía, aquello que tiene un valor económico asignado, contribuye a transformar las relaciones sociales. También el arte y la educación, dice, transforman las relaciones sociales, y señala «Todo trabajo, no sólo económico, sino artístico, ético, intelectual, etc., modifica las relacionas sociales, varía el medio artificial en que el hombre vive».
Ciento seis años después de haberse escrito esta reflexión, es casi inevitable que el pensamiento nos lleve, en ese “etc” que introduce en su intervención, a los cuidados, a todo el trabajo no remunerado que las mujeres han realizado y realizan en la sombra, sin reconocimiento social, sin remuneración, impuesto socialmente como una responsabilidad exclusivamente femenina, relaciones desiguales fruto de la estructura social patriarcal, que han hecho posible que la sociedad pueda sobrevivir, a expensas de la vida, los derechos y la libertad de las mujeres, de la mitad de la humanidad. En ese “etc”, un siglo después, las mujeres estamos escribiendo los cuidados y reivindicando que esos cuidados, la vida, se sitúe en el centro del sistema.
Cuando nosotras, las mujeres, avanzamos en derechos y libertades, concluye Irene Ballester, avanza la humanidad, avanza la civilización, avanzamos hombres y mujeres. Estamos de acuerdo y somos conscientes, desde la Universidad Popular de València -donde uno de nuestros objetivos principales es la formación a lo largo de la vida cuidando los vínculos entre personas, tejiendo complicidades entre generaciones y en los espacios de proximidad de cada barrio y pueblo de la ciudad-, que el diálogo de siglo a siglo, saber de dónde venimos y de donde vienen las ideas, reflexionar, cuestionar y fomentar el pensamiento crítico, es sin duda una ganancia para la humanidad.

 

Las conferencias de Rosa Maria Calaf, Irene Ballester, Luz Sanfeliu y M. Ángeles Durán en la UP


Desde febrero de 2016, con carácter anual, desarrollamos el proyecto ANIVERSARIO UNIVERSITAT POPULAR , para recuperar la memòria de la historia de esta institución y dedicar un programa de actividades culturales alrededor de los valores del ideario fundacional de la UP València, creada en 1903 por Vicente Blasco Ibáñez.

Cada año, la UP encomendado a una mujer con solvencia académica y/o profesional que hiciera la réplica a una de las conferencias que en el curso 1902/03 impartieron hombres del ámbito académico, dentro del programa del curso inaugural de la Universidad Popular de Valencia. Así, hemos tenido a las maestras Rosa Maria Calaf, Irene Ballester Buigues, Luz Sanfeliu y María Angeles Durán.

La Universitat Popular ha hecho una recopilación de las conferencias que ofrecieron y que gracias a su grabación podemos volver a disfrutar completas.

 

CONFERENCIA ROSA MARIA CALAF | VISIÓN CRÍTICA EN LA ERA DE LA DESINFORMACIÓN| CCCC EL CARMEN |  FEBRERO 2019 |116 ANIVERSARIO UNIVERSIDAD POPULAR DE VALENCIA |

 

 

CONFERENCIA IRENE BALLESTER BUIGUES | ACTIVISTES I CREATIVES: ART PER AL CANVI SOCIAL | LA NAU |  FEBRERO 2018 |115 ANIVERSARIO UNIVERSITAT POPULAR DE VALÈNCIA |

 

CONFERENCIA LUZ SANFELIU | REPUBLICANAS Y FEMINISTAS VALENCIANAS. OTRA CLAVES PARA INTERPRETAR EL PROCESO DEMOCRATIZADOR| LA NAU |  FEBRERO 2017 |114 ANIVERSARIO UNIVERSITAT POPULAR DE VALÈNCIA |

 

CONFERENCIA MARIA ANGELES DURÁN | LA IMPOSIBLE NEUTRALIDAD DE LA CIENCIA| LA NAU | FEBRER 2016 |113 ANIVERSARIO UNIVERSITAT POPULAR DE VALÈNCIA |

Las alumnas de la UP de 1903 participaron en la fundación de la casa de maternidad


El 4 de abril de 1903, el periódico El Pueblo publicaba en su portada  una convocatoria “a todas las alumnas en la Universidad Popular á una reunión que se celebrarà mañana domingo á las once y media de la misma para tratar de la creación de la casa de maternidad. Hará uso de la palabra el doctor D. Miguel Orellano”.

Al parecer, se había abierto una suscripción popular para financiar la creación de una casa de maternidad, en cuya fundación participaron las alumnas del curso 1902/03 de la Universidad Popular.

El 6 de abril de 1903 El Pueblo publicó también en portada la crónica de la reunión en la que se trataría sobre la fundación de la casa de Maternidad de Valencia, una “empresa humanitaria” en palabras del doctor Orellano, que trataría de imitar otros  proyectos similares en el extranjero, “una obra que no puede tener color político alguno, que no tiene más que una finalidad científica y humanitaria”.

La crónica periodística destaca que la reunión contribuyó a “excitar el sentimiento de todas las alumnas, predisponiéndolas a trabajar con mayor entusiasmo”. En la reunión, señala el texto, “se acordó en definitiva continuar los trabajos emprendidos hasta lograr que la suscripción alcance muchos miles de adhesiones”.

 

Más de 2000 personas participan con #UPValència en “Un mundo, 17 retos”


Más de 2000 personas de #UPValència han participado durante el último año en el proyecto de la Fundación Vicente Ferrer “Un mundo, 17 retos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la India rural” junto con las 5 universidades públicas valencianas. La fundación acaba de publicar su informe de resultados y el balance de un proyecto cuyo objetivo ha sido fomentar la implicación y el compromiso ciudadano en iniciativas solidarias a través de propuestas de sensibilización y formación dando a conocer la Agenda 2030 y los ODS, acercando una realidad concreta, la de la India rural.

Descargar informe de resultados en pdf

La Universitat Popular de València ha participado a través de los centros UP de Rovella, Aiora, Sant Marcel·lí, La Torre, Russafa y Orriols. Y la fundación valora positivamente la amplia participación de más de 2000 personas de los centros UP y concluye que “Las sedes de la Universidad Popular son espacios de socialización y de gran potencial en la generación de valores humanos y solidarios, con repercusión en el entorno familiar de las personas que acuden a las clases y participan en actividades como las de este proyecto”.

El proyecto de sensibilización ha sido cofinanciado por la Generalitat Valenciana y llevado a cabo por la Fundación Vicente Ferrer desde enero de 2018 a febrero de 2019 en las cinco universidades públicas de la Comunidad  Valenciana y en seis sedes de la Universidad Popular de Valencia. Dirigido al público adulto y universitario, las actividades exponían el trabajo de la Fundación en la India como ejemplo para comprender la importancia de los compromisos adquiridos a nivel mundial a través de la Agenda 2030, la interrelación entre todos ellos, el impacto global que tienen las acciones orientadas a su consecución y la necesidad de actuar desde todos los ámbitos, tanto individuales como institucionales, sociales y económicos, para lograr una sociedad global sostenible, justa y pacífica.

#UPTrafalgar recupera la memoria del barrio con el vecindario


La Universitat Popular de Trafalgar ha impulsado un proyecto de recuperación de la memoria del barrio con la participación activa del vecindario, en colaboración con la Associació de veïns i veïnes Vilanova del Grau y Ymca. Vecinos y vecinas han participado en un programa de talleres  para recordar y compartir recuerdos, información y experiencias sobre el barrio en primera persona. Personas de diferentes nacionalidades, nacidas o llegadas al barrio en diferentes momentos, comparten aula e historias sobre el entorno, entre ellas la memoria de recursos públicos que han sido fruto de reivindicaciones y luchas vecinales, el pasado industrial del distrito, o vivencias de acogida vinculadas con el buen trato y también con el racismo.

El proyecto también contempla una exposición de imágenes del barrio que se puede visitar en el centro #UPTrafalgar.

El objetivo es, a través de la historia del barrio,  generar sentimientos de arraigo y de identidad, teniendo en cuenta la visión que cada persona pueda tener de la vida en el barrio, tanto los habitantes tradicionales como los llegados recientemente.
Las actividades desarrolladas con vecinos y vecinas genera espacios y oportunidades de colaboración al desarrollar cuestiones que por su propia naturaleza son comunes a todos y todas.

En la experiencia han participado, entre otras, personas nacidas en Valencia, Mongolia, Rumanía, Rusia y Bolivia.

Vídeo del Encuentro de memoria vecinal

El vecindario ha recordado los orígenes del distrito Camins al Grau. La historia sobre como a mediados del XIX comienza a crecer el puerto de Valencia y se desarrollan una seie de caminos de vías de conexión con el centro urbano, entonces lejano: el camí Fondo, el camino viejo, la avenida del Puerto con sus tranvias, el ferrocarril Valencia-Grao-Barcelona. Se creaba un espacio propicio a la instalación de fábricas, servicios y zonas residenciales. Algunas de las empresas que se instalaron en aquellos caminos fueron químicas, como las orientadas a la fabricación de fertilizantes que se utilizarían, entre otros, en la huerta de Valencia. Alguna de esta empresas evolucionó después con la fabricación de un  detergente cuya marca lideraría el mercado muchos años.

La proliferación de actividad económica trajo consigo el desarrollo del servicio de alumbrado y calefacción mediante el gas Lebón y la extensión de la red de tranvias, el más moderno astillero de España en su día (La Unión Naval de Levante), o los depósitos de combustible de Campsa para el suministro a la creciente indústria automovilística y la actividad portuaria.

La actividad económica atrajo mano de obra de Valencia y otros puntos de origen que se instaló en el distrito. Y el mapa del barrio ha ido configurándose a partir de familias trabajadoras.

 

 

A finales de los años 60 y en los años 70 buenas parte de las industrias del entorno habían quedado obsoletas y se puso de manifiesto el enorme coste ambiental y de salud de sus actividades. las industrias químicas generaban emisiones enormemente nocivas para la salud de vecinos y vecinas, al tiempo que producían y acumulaban residuos junto al barrio, generaban molestias importantes, como las cocheras de Tomás  Montañana y Trafalgar, y suponían un peligro para la ciudadanía, como las instalaciones de gas y combustibles. Parte del barrio seguía desprotegido frente a las inundaciones tras la riada del 57, que tuvo unos efectos devastadores. A estas peculiaridades del distrito se sumaban otras compartidas con otras áreas de la ciudad: infravivienda, falta de recursos educativos y zonas verdes,.. Y para hacerle frente el movimiento vecinal fue clave.

Desde los años 80 el distrito de Camins al Grau ha sufrido una importante transformación. Los viejos ejes han dado paso a grandes avenidas: el antiguo ferrocarril a Barcelona es hoy la avenida de Francia, el camí Fondo és la Avenida de Baleares y la Avenida del Puerto ya es una de las avenidas principales de la ciudad. Han surgido espacios más impersonales y un urbanismo que excede la escala más humana, con altos y enormes edificios.

En este distrito urbano vive un denso tejido social, vecinal, de gente trabajadora que ha sabido además reivindicar los cambios necesarios para una vida más digna y acoger a nuevas gentes llegadas de otros barrios y de otros territorios que hacen del distrito un espacio plural, de enorme riqueza cultural y solidario.